Preguntas frecuentes: maloclusión.

 

¿Qué es una maloclusión?
Una maloclusión es una inapropiada posición de los dientes con respecto a los huesos maxilares y mandibulares. Es una variación normal en el crecimiento y desarrollo en donde pueden afectar a la mordida, a la habilidad de limpiar apropiadamente los dientes, a que los tejidos gingivales se encuentren sanos y a su desarrollo del lenguaje.

¿Qué causa una maloclusión?
Ambos factores: ambientales y hereditarios que pueden jugar un rol en el desarrollo de las maloclusiones. El tamaño y forma de la cara, el maxilar y la mandíbula están determinadas genealmente por la herencia.
    
Los factores ambientales pueden tener un largo impacto y éstos son los problemas en donde el odontopediatra estará entrenado para el manejo del paciente.

¿Qué tan largo es el tratamiento de la maloclusión?
Cada niño es único y debe ser tratado individualmente. El odontopediatra proverá y estimulará el tiempo requerido antes de empezar el tratamiento. Lo complejo del tratamiento de las maloclusiones puede estar dividido en diferentes fases en donde están esquematizados para coincidir con el patrón de desarrollo y crecimiento de cada niño.

¿Es necesario remover dientes sanos para corregir una maloclusión?
Una correcta selección y remoción de los dientes primarios podría ser necesaria para guíar a los dientes permanentes a una posición ideal. Este procedimiento requiere un monitoreo frecuente sobre un período de tiempo  y usualmente una combinación con el uso de algún tipo de aparatos aplicados. La remoción de los dientes permanentes depende específicamente de las circunstancias de cada niño en particular. Hay varios tipos de maloclusiones que no podrán ser tratados con éxito sin la remoción de los dientes permanentes y otros casos en los cuales los dientes permanentes no serán removidos. esta es una medida la cual debe ser tomada con mucho cuidado durante la evaluación del diagnóstico para cada paciente.

¿Qué información requerirá el Odontopediatra para la evaluación de una maloclusión?
La complejidad individual del problema en cada paciente determinará la extensión en el procedimiento del examen y el diagnóstico. A través  de una historia clínica completa, con una historia médica previa  y una historia dental incluyendo modelos de estudio, sirven para tener una referencia en relación con los dientes y huesos maxilar y mandibular. Las fotos de la cara y dientes también sirven para llevar un control previo en la apariencia de la cara antes del tratamiento. Varios tipos de radiografías se pueden necesitar para un diagnóstico apropiado del desarrollo de una maloclusión. La mayoría utiliza la radiografía panorámica que nos muestra tanto dientes superiores como inferiores en una posición de mordida pediendo observar todos los dientes en desarrollo con sus huesos maxilar y mandibular. En una radiografía lateral de toda la cabeza llamada cefalomtería lateral  nos enseña la relación esquelética de los dientes con los huesos maxilar y mandibular.

¿Qué tipo de aparatos se utilizan para corregir una maloclusión?
Hay dos tipos de fuerzas que se aplican y son movimientos fijos o movimientos removibles. Los aparatos removibles están hechos de plástico y alambres que pueden ser removidos de la boca del paciente. Algunos corrigen a  los dientes superiores  e inferiores al mismo tiempo. Su éxito depende totalmente del uso de  los aparatos por parte del paciente y de las indicaciones  llevadas de la mejor manera por éste. La ventaja de los aparatos removibles es que son fáciles de limpiar. Los aparatos fijos se conocen como “braces”. Ya que este tipo de aparato actúa directamente  en el diente, y hay un mejor control del movimiento. Sin embargo, la cooperación del paciente en mantener una salud bucal adecuada ya que como son fijos es esencial prevenir cavidades cariosas en las áreas en donde la comida se deposita fácilmente.

 
 
Contáctenos

Nombre completo:


Email:

Teléfono:


Me interesa:



S